sábado, 26 de febrero de 2011

El Límite de los Libros

El incierto destino de los libros
Cuál es el destino de los libros. Mudarán sus desventuras y travesías al formato digital. Subsistirán acaso como fetiche y objeto de culto. A día de hoy, una posiblidad cierta para asegurar el éxito de cualquier proyecto literario consiste en hacer un uso intensivo de las numerosas herramientas que ofrece internet. Tal fue la iniciativa del escritor ecuatoriano Leonardo Valencia con su Libro Flotante.net y es el caso de la escritora española Lucía Etxebarría -Premio Planeta del 2004 con Un Milagro en Equilibrio- que en el afán de conferir (desde su ordenador, por supuesto) el soplo de la vida a un personaje virtual creó un perfil de facebook que recibió más de 4000 adhesiones. A continuación un interesante repaso a las más notables mutaciones del universo literario en un artículo publicado por el suplemento Babelia:

"Escribir y Leer ya no es lo que era. Con algo de retraso, la literatura con extensiones en otros formatos y soportes multimedia y online se extiende en España. Es la evolución de la creación literaria más allá de las fronteras conocidas dando origen al llamado libro transmedia. La cultura de la convergencia de formas, géneros y público. "Donde chocan los viejos y nuevos medios, donde los medios populares se entrecruzan con los corporativos, donde el poder del productor y el consumidor mediáticos interaccionan de maneras impredecibles", afirma Henry Jenkins desde su ensayo Convergence Culture (2006), en opinión de muchos, la Biblia de esta nueva realidad.
Un circuito al que ya se han unido autores como Fernando Marías, José Antonio Marina, Lucía Etxebarría y Marta Rivera de la Cruz. Aunque Gabriel Brandariz, director de publicaciones de SM, apuesta por el transmedia, recuerda su coste económico: "El desarrollo en digital o de aplicaciones para ciertas tabletas no es tan barato como fabricar un libro en papel. En el futuro el papel será para quienes conceden un valor al soporte, a un hábito, a una experiencia de lectura. Como con la música: vinilo y mp3, para situaciones y experiencias distintas".
En estos libros no hay una barrera clara entre el mundo de los jóvenes y el de los adultos. "De hecho, hemos comprobado que las comunidades online que funcionan mejor son en las que participan ambos. Allí no existen las jerarquías y exigencias que encuentran en la escuela, la Iglesia o su familia", sostiene Jenkins por correo electrónico. Para este autor y fundador del Programa de Estudios Mediáticos Comparados del MIT y profesor de la University of Southern California, el transmedia tiene que ser una opción, no una obligación: "Es bueno que el libro se disperse por múltiples canales, y que parte del divertimento sea encontrar las claves, montar el puzle y responder colectivamente a las provocaciones. El problema es que las extensiones suelen redundar sobre lo mismo, en vez de abrirse a otras partes de ese mismo mundo: la historia anterior, el desarrollo de los personajes secundarios...".
Fernando Marías se muestra orgulloso de estar detrás de una de las primeras novelas transmedia española,
El silencio se mueve (SM). Una historia con detectives durante la Guerra Civil que salió con una tirada de 40.000 ejemplares. "Me lo propusieron en la editorial hace dos años. Pensé en agitar en Facebook, pero quería ser más ambicioso". El libro es un juego con distintas lecturas: un cómic, un guión de cine, el blog del padre del protagonista, amén de una web de la novela y otra sobre los fallecidos en la contienda. "Lo que tenía claro es que la historia de la novela era el río y el resto afluentes. No hacen falta para entender el argumento".
Para el filósofo José Antonio Marina "el libro funciona como una pista de despegue. El problema de Internet es que las posibilidades son tan gigantescas que al final no sabes cómo has llegado donde estás. No puedes desandar el camino". En su Pequeña historia de la pintura traza 28 recorridos artísticos online con las imágenes comentadas. "En este libro se incluyen las ilustraciones de Mingote, pero los cuadros de los que hablo no están reproducidos en papel, que sería carísimo, sino en un museo virtual". Además, cada capítulo de su ensayo La educación del talento se completa con un vídeo en el que Marina dialoga con tres expertos y contesta preguntas (loquepadresydocentesdebensaber.es).
Para promocionar Sombras, Marta Rivera de la Cruz no contaba con mucho presupuesto. Por eso sus amigos de Hotel Kafka le recomendaron que crease un diario en la Red (21.000 visitas) para su protagonista y un perfil (600 seguidores) en Facebook. No da crédito con la respuesta. "Me parecía una farsa simular que Valeria existe. Los lectores saben que detrás del diario estoy yo. Seguiré escribiendo entradas mientras se mantenga el número de visitas. Lo que exige es mucho tiempo", señala Rivera de la Cruz.
Marías no descarta el multimedia en su literatura adulta, pero sí lo hace Rivera de la Cruz: "No lo imagino en La vida después (Planeta), que saldrá en otoño y que habla sobre la amistad. Depende del tema. En Lo verdadero es un momento de lo falso, de Lucía, pega más al ser una novela muy urbana, underground". Se refiere a la escritora Lucía Etxebarría, que hace un par de años abrió una página en Facebook para un personaje que iba a protagonizar su libro: Pumuky, líder del grupo Sex & Love Addict. Le dio una vida virtual y después de varios meses de actividad en la Red dasapareció y falta de noticias alarmó a sus seguidores. Se supo entonces que se había suicidado, casualmente cuando la novelista publicaba un libro en el que planteaba distintas versiones sobre su muerte: Lo verdadero es un momneto de lo falso (Suma). "Un amigo me prestó una foto para el perfil y llegó a tener 4.000 fans. ¡Más que mi Facebook! Mucha gente se creyó que existía y cuando la novela se editó lo cerraron", se lamenta la autora. Era fácil creerse su existencia real porque inlcuso tenía un vídeoclip, Coge palomitas; además de una noticia del inexistente canal Soge.tv. en la que la autora, compungida, entra en el tanatorio tras el suicidio de su personaje, y en otro vídeo lamenta su muerte.
Menos delirante es Proyecto Amanda (SM). Detrás no se esconde Stella Lennon -como se anuncia en la portada- sino un manojo de autores anónimos. Forth Story Media (Harper Collins) comanda la propuesta importada a España por SM. "La idea es que los lectores -a través de www.proyectoamanda.com- creen un avatar propio como si fuera un personaje más de la novela, cuenten sus vivencias con la desaparecida Amanda o participen en los foros", relata el editor de SM. Original es también la apuesta de Patrick Carman en la editorial Bruño. Al leer los dos títulos de Skeleton Creek se descubren claves secretas a unos vídeos visibles en una web. Y el camino a la inversa lo recorre Las chorradas de mi padre, de Justin Halpern. El autor divirtió a sus seguidores de Twitter con las chanzas de su progenitor, con tal fortuna que hoy cuenta con dos millones de seguidores y las ha recopilado en este libro vendido en medio mundo.
Diego Moreno, de Nórdica Libros, permite la descarga gratuita en su web de El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson, que incluye un audio, una entrevista con la ilustradora, Marta Gómez-Pintado, y el booktrailer. "Se trata de que los lectores comprendan que los libros en papel y los electrónicos son compatibles, pues aportan experiencias muy distintas".
Fernando Marías no descarta una novela transmedia para adultos, aunque reconoce que ese público está menos familiarizado con las tecnologías digitales. No es su caso, tan activo que lidera lo que ha titulado El experimento azul. ¿Podrán los videojuegos algún día contener literatura negra?, plantea el escritor. Y tres compañeros -Vanessa Montfort, David Torres y Carlos Salem- han recogido el guante y, tras probar un juego donde el detective es asesinado, contestan desde sus respectivos blogs.
Un laboratorio es también To be continued (que publicará Roca), secuela literaria de Teaserland, un concurso en el que los participantes rodaban el tráiler de la película que querrían dirigir. La idea es levantar una novela ilustrada en colaboración entre todos los usuarios de Internet. Santiago Roncagliolo escribió su primer capítulo y desde entonces cientos de personas compiten para que su texto sea la continuación. "Hay 3.000 personas registradas, pero supone tanto esfuerzo que nadie escribe dos capítulos seguidos", cuenta Xavier Bru, director del proyecto. El resultado se editará en papel antes de la Feria del Libro de Madrid, en mayo.
"Estamos en un periodo de cambios profundos y prolongados. Han sido rápidos en plataformas digitales y han surgido redes sociales de gran impacto. Pero nuestra cultura se mueve lentamente, tenemos que elegir los instrumentos y las plataformas", recuerda Henry Jenkins. "Más que de revolución yo hablaría de evolución"."

sábado, 19 de febrero de 2011

ILUSTRADO, de Miguel Syjuco

El autor filipino Miguel Syjuco y su aclamada novela traducida a 19 idiomas


Existe algo de Roberto Bolaño en ILUSTRADO del autor filipino Miguel Syjuco. De Bolaño y por añadidura de Borges, hay que decir. Ambientada durante buena parte en una ciudad de Manila en la que se agolpan los vehículos, el ruido pulveriza cualquier proyecto personal, el caos agota el paisaje y un peculiar exotismo como de postal cinematográfica invade las esquinas. Los relatos, metarrelatos y juegos literarios abundan para recrear un panorama basto del único país hispano de Asia. Hispano, en efecto, como México o Argentina, porque hay que decir que el autor tiene, al parecer, un gran afecto por Latinoamérica y una gran admiración y conocimiento de su literatura. Una buena mañana Crispín Salvador, tal es el nombre del personaje central, aparece flotando sobre las orillas del río Hudson tras pasar largos años de exilio en Nueva York y justo antes de publicar su novela "Los Puentes en Llamas", dejando a su público y en particular a su discípulo Miguel Syjuco -arropado por el aura de ser a la vez creador y creatura- relamiéndose por conocer los detalles de la que estaba destinada a ser la obra máxima de la literatura filipina.

¿Literatura filipina? En efecto, una materia complicada incluso para el experto que deberá consultar manuales y textos especializados, pero que con Ilustrado alcanza un lugar propio en la geografía literaria. Familias poderosas, caudillos trasnochados, retazos del colonialismo español y del norteamericano, esperpento político y ensordecedor agobio ambiental, pero también risa, ironía, ingenio y habilidad. El mismo nombre de la novela nos da pistas para desentrañar el carácter estático y anquilosado que impera en la clase intelectual y las instituciones filipinas -impagable la secuencia montada alrededor de una infructuosa tertulia literaria-: Ilustrados, en español, son los intelectuales que abandonaron el país asiático para recibir la formación racionalista y conservadora del siglo XIX europeo y que de vuelta a su tierra se posicionaron ventajosamente en la administración del estado.

La trama de la novela puede resumirse, sin ánimo de revelar ningún detalle comprometedor, en la siguiente línea: el exilio y silencio de un escritor, una obra perdida, tragedias familiares, búsqueda agotadora y agobiante de los vestigios evanescentes de la identidad. Demasiadas coincidencias para pasar de largo respecto de la influencia -reconocida abiertamente por Syjuco- de autores bastante difundidos en este rincón del mundo. Si con Los Detectives Salvajes y con 2666, novelas igualmente fragmentadas, Bolaño alcanzaba la gloria póstuma, con Ilustrado que lleva la fragmentación hasta el delirio, Syjuco logra hacerse con la admiración unánime de la crítica, llevándose el Man Asia Literary Prize y el presitioso Palanca Award. "Puedo asegurar que muy pocas veces he tenido plena certeza de que no me equivocaba, de que Miguel Syjuco era el joven autor de una novela que sería importante  y marcaría un hito en la gran historia de la literatura universal", ha señalado por su parte Beatriz de Moura, Editora de Tusquets, cuya página web nos ofrece gratuitamente las primeras 40 páginas del libro.

A manera de repaso sobre la memoria de una largo retazo del siglo XX, -para los filipinos la centuria de los colonialismos, la invasión japonesa, los movimientos revolucionarios, la dictadura de Marcos, el advenimiento de Corazón Aquino-, se desprende uno de los hilos narrativos, que al igual que la técnica tan célebre de los vasos comunicantes empleada asiduamente por Mario Vargas Llosa, procura un avance acompasado y simétrico de las diferentes tramas sin dilatar innecesariamente el ritmo. Historia de un país, a la vez que relato personal, uno de los párrafos que captura de mejor manera esta visión superpuesta -y a la vez poética- de la historia filipina, en voz de Crispín Salvador, y de Miguel Syjuco cabe recalcar, es el siguiente:

Los soldados se detuvieron en seco al ver a mi madre salir a la puerta armada con lo más potente que encontró a mano: la antigua escopeta de caza de mi abuelo (...) Mamá levantó el arma y apuntó hacia ellos. Pero la escopeta se encasquilló y los japoneses estallaron a carcajadas. Entonces se acercaron a ella, uno bajando la bayoneta y el otro desabrochándose ya la correa. Mientras Lena y Narcisito se quedaban expectantes en la puerta, yo me arrojé al frente, con mi cuerpecito de ocho años, para interponerme entre los japos y mi madre, y exclamé a voz en grito, en nipongo, con palabras que ignoraba que supiera: "yagate shini / Keshiki ha miezu / semi no koe". Dos de los soldados se echaron a reir y siguieron avanzando hacia nosotros. El de la espada, sin embargo, pensativo de pronto, los detuvo a voces. Los tres se dieron la vuelta y se perdieron de vista en el bosque que se extendía a espaldas de la casa. Sólo años más tarde recordé que aquellas palabras eran un haiku de Basho, que había aprendido cuando niño: "Nada en el canto / de las cigarras / apunta a que la muerte las ronde".   (Crispín Salvador, Autoplagiario, página 1063. Miguel Syjuco, Ilustrado, página 306)

Portadas de las ediciones española, norteamericana, sueca, australiana y canadiense de Ilustrado

Traspasada de ficción, la vida del propio Miguel Syjuco -el verdadero Miguel Syjuco- nos parece sacada de una novela. Nacido en 1975, original de Manila y heredero de una importante dinastía política que ha ocupado altos cargos en diferentes gobiernos de las islas, parecía destinado a suceder a su padre al frente de los negocios familiares y de sus intereses políticos, pero una oportuna decisión lo llevará a estudiar literatura inglesa en una universidad local y a continuar su preparación al otro lado del mundo, en la universidad de  Columbia. Sus prácticas en las revistas The New Yorker y The Paris Review, como lector de manuscritos, lo acercan al centro mismo del proceso creativo y lo devuelven a la senda de su vocación primordial. Fruto de ello son los complejos personajes que pululan por sus páginas, empezando por el propio Crispin Salvador y pasando por la vedette Vita Nova. Los Puentes en Llamas, Seis Vidas Vividas, El Hijo Pródigo, Manila Noir, son las numerosas obras ficticias que sirven de soporte para el avasallante desarrollo, por más de 350 páginas, de una trama que en el capítulo final dará un vuelco sorprendente.

Entretanto las traducciones y los reconocimientos se multiplican. Invitado en el reciente Hay Festival de Cartagena, la figura de Miguel Syjuco fue ensalzada como una de las mejor valoradas por el público, recibiendo el calor y apoyo de la gente que ha tomado nota de su obra y lo acoge como uno de los nuestros: un verdadero autor hispano. Lo cierto es que a día de hoy, este escritor asiático, de nombre español, apellido japonés, establecido en Canadá y que puede leerse ya en 19 idiomas, parece llevar en los genes las claves de la literatura del futuro: hibridismo, mestizaje y fragmentación.

Con Miguel Syjuco, la literatura tiene una apuesta segura a largo plazo. Según ha trascendido se encuentra trabajando ya en su segunda novela que versará sobre una familia muy similar a la suya: enorme, caótica y comprometida políticamente, lo que vale decir propensa al caos y la corrupción. Resulta difícil pensar que repetirá el éxito alcanzado con su ópera prima, porque Ilustrado es el resultado de la total madurez de un motivo vital que estalla encontrado el cauce apropiado: la estructura, la forma, el lenguaje. En literatura el paso del tiempo resulta siempre favorable, impone ritmos dilatados y dota de perspectiva y serenidad a la trayectoria de cualquier autor. Hay que aguardar ansiosamente su segundo libro, pero también con sobriedad. Lo mejor de Syjuco llegará, sin duda, a lo largo de las próximas décadas y quizá ayude a confirmar el singular aunque nada disparatado vaticinio del periódico ingles The Times, según el que "a diferencia del infortunado Crispin Salvador, Miguel Syjuco quizá se alce, algún día, con el Premio Nobel de Literatura".

ILUSTRADO, de Miguel Syjuco, 31,80 usd en Mr. Books del C.C: El Jardín.

jueves, 10 de febrero de 2011

Bernard-Marie Koltés, en versión de León Sierra

Bernard Marie Koltés
Una silla apostada en medio del escenario y varias prendas de vestir que el actor Diego Coral irá empleando a lo largo de los más de 100 minutos que dura la puesta en escena de la obra La Noche justo antes de los Bosques, escrita por Bernard Marie Koltés en 1976, constituyen el universo urbano -descompuesto y cuestionado hasta el paroxismo- que nos presenta León Sierra en la primera temporada de su Estudio de Actores.

¿Cómo transcurre la xenofobia por las calles de París, Madrid o Quito? ¿Se trata del mismo sentimiento, la misma intolerancia? Hay algo denso y perverso en la raíz de los temores más insensatos. Por oposición al cada vez más habitual repudio a lo extranjero, -metáfora de lo marginal y limítrofe- el texto de Koltés plantea en boca de su único personaje una furiosa exploración de los diferentes estados de la soledad y eleva a categoría de gremio la solidaridad de los desarraigados.

Hay algo muy interesante en la propuesta de León Sierra, actor, productor y crítico, desde la concepción de una obra teatral desarrollada a lo largo de una temporada entera -con los avatares que ello representa-, hasta la cercanía personal que muestra cuando en su papel de director nos introduce y comenta la obra. El mismo Estudio de Actores sorprende por su sobria apostura. Treinta butacas ubicadas frente al escenario crean la magnífica impresión del teatro minimalista, íntimo y a la vez selecto, en el sentido de que la experiencia que provee resulta altamente personal pero también amena y accesible.

En el escenario se encuentra, casi devorada por la oscuridad, la silla de madera, numerosas telas penden del techo y desde el interior de una pequeña tarima, a manera de buhardilla, emergen la notas suaves de Pedro Barreiro, el músico que acompañará con su magistral guitarra el devenir de la obra, mientras las primeras luces -tenues- fluctúan sobre el cuerpo semidesnudo de Diego Coral. Con el rostro desconcertado, el actor, capaz de transmitir no sólo el terrible caos en el que se encuentra inmerso su personaje, sino, valga la pena decirlo, el viento, el frío y la lluvia, emerge de la sombra para plantear una travesía por las rutas de la introspección, el deseo insatisfecho, las sospechas y reservas ajenas, manteniendo siempre el delicado ritmo de un texto tan demandante como el del dramaturgo francés. A partir de entonces todo será un ejercicio de empuje y resolución personal matizado en forma permanente por la premisa que acompaña y anima el texto, y que es a la vez muletilla, insuficiente, deseperada, del personaje: !Adelante Compañero!.

León Sierra, Diego Coral y Pedro Barreiro

La Noche justo antes de los Bosques de Bernard Marie Koltés, en versión de León Sierra Páez, con el actor Diego Coral y el músico Pedro Barreiro, puede verse todos los viernes y sábados de febrero y marzo, a las 20h00 en el "Estudio de Actores" ubicado en la Av. Eloy Alfaro y 6 de diciembre. Valor de la entrada: 5,00 usd.

La Noche justo antes de los Bosques, en versión de León Sierra

martes, 1 de febrero de 2011

Novedades en Tolstói Librería Independiente (febrero 2011)

Bauman, Pessoa, Faulkner, Sloterdijk. Novedades para febrero en Librería Tolstói

Bauman, Gramsci, Foucault, Sloterdijk, además de Hamsun, Pessoa, Panero, Faulkner... Wittgenstein, Schopenhauer, Nietzsche, además de Lovecraft, Jodorowski, Artaud... Éstas y muchas más son las novedades para el catálogo de Tostói Librería Independiente en el segundo mes del año. Por cierto, si tienes algún pedido comunícate al 3238207 o visita el local situado en la Vancouver, entre Italia y Alemania, en la ciudad de Quito.

Pessoa, Fernando La educación del estoico 
Compagnon, Antoine ¿Para qué sirve la literatura?
Tolstói, Lev Confesión
Wells, H.G. El país de los ciegos
Rolland, Roman Vida de Tolstói
Zweig, Stefan Mendel el de los libros
Mandelstam, Ossip Coloquio sobre Dante
Johnson, Samuel Prefacio a Shakespeare
Artaud, Antonin El cine
Kleist, Heinrich von La marquesa de O y otros cuentos
Gogh, Vincent van Cartas a Théo
Eliot, George Middlemarch
Chartier, Roger ¿Qué es un texto?
Benjamin, Walter Atlas/Constelaciones
Ginsberg, Allen Madrid 1993

Momentos estelares de la fotografía en el siglo XX
AA.VV. El juego del otro
AA.VV. Mutaciones del cine contemporáneo
Genet, Jean El enemigo declarado
Kafka, Franz Sueños
Onfray, Michel La escultura de si
e.e. cummings Buffalo Bill ha muerto
Kleist, Heinrich von Sobre el teatro de marionetas y otros ensayos de arte y filosofía
Bukowski, Charles Secuelas de una larguísima nota de rechazo
Hamsun, Knut Victoria
Brien, Flann O' En nadar-dos-pájaros
Debord, Guy La sociedad del espectáculo
Emerson, Ralph Waldo La conducta de la vida
Foucault, Michel Nietzsche, la genealogía, la historia
Wittgenstein, Ludwig Cartas, encuentros, recuerdos
Novalis Himnos a la noche
Onfray, Michel Teoría del cuerpo enamorado
Soussa Santos, Boaventura Reinventar la democracia, reinventar el estado
Bauman, Zygmunt Arte, ¿líquido?
Gramsci, Antonio Bajo la mole, fragmentos de civilización
Groot, Ger / Conversaciones Adelante, ¡contradígame!
Zweig, Stefan El misterio de la creación artística
Gombrowicz, Witold Contra los poetas
Sloterdijk, Peter Temperamentos filosóficos
Tanizaki, Junichiro Elegio de la sombra
Jodorowsky, Alejandro Psicomagia
Jodorowsky, Alejandro El maestro y las magas
Jodorowsky, Alejandro La danza de la realidad
Dostoievski, Fiodor Cuentos
Ramírez, Juan Antonio Corpus solus
Faulkner, William Las palmeras salvajes
Schopenhauer, Arthur Parerga y Paralipómena II (tapa dura)
Nietzsche, Friedrich Schopenhauer como educador
Nietzsche, Friedrich La filosofía en la época trágica de los griegos
Lovecraft, H.P. Hongos de Yuggoth y otros poemas fantásticos
Lovecraft, H.P. Narrativa completa I
Lovecraft, H.P. Narrativa completa II
Apollinaire, Guillaume Las once mil vergas
Panero, Leopoldo María Los señores del alma
e.e. cummings Poemas
Artaud, Antonin El pesa-nervios
Onetti, Juan Carlos Narraciones
Vila-Matas, Enrique EL TRAJE DE LOS DOMINGOS
Pitol, Sergio PASIÓN POR LA TRAMA

Jan Vermeer
Sylvester, David (entrevista) La brutalidad de los hechos
Moure, Gloria Duchamp, Marcel
Wilkin, Karen Giorgio Morandi. Obras. Escritos. Entrevistas
Hunter, Sam Francis Bacon
Pessoa, Fernando DIARIOS
Papini, Giovanni GOG
Zweig, Stefan El misterio de la creación artística
Sade, Marqués de La filosofía en el tocador